Lo importante de un blog o de una wiki no es tanto la técnica como el sentimiento que uno pone en ellos. Y con que te llegue a emocionar a ti, ten por seguro que habrá otras cien personas que compartan eso contigo.